Ofrenda prehispánica: ¿cómo era el Día de Muertos?

Ofrenda prehispánica: ¿cómo era el Día de Muertos?

Los antiguos mexicanos no realizaban ofrendas como los que conocemos actualmente y que forman parte del festejo del Día de Muertos
Redacción | UN1ÓN | 14/10/2019 05:00

El Día de Muertos como lo conocemos actualmente es una tradición que surge a partir del mestizaje, es decir, de la mezcla del culto a la muerte que tenían los indígenas y la religión católica.

¿Cómo era el Día de Muertos prehispánico? ¿Había altares u ofrendas mexicas?

Te compartimos algunos datos clave sobre la forma en que los antiguos mexicanos conmemoraban la muerte:

Para los mexicas, cultura dominante en Mesoamérica cuando llegaron los españoles, la muerte era el comienzo de un viaje hacia un lugar llamado Mictlán, el reino de los muertos o inframundo.

Pero antes de llegar al Mictlán, el alma se tenía que desprender del cuerpo. Tlaltecuhtli era la diosa de la Tierra que se encargaba de devorar los cadáveres; de acuerdo al mito azteca, tras devorar los cuerpos, esta deidad paría las almas, las cuales podían iniciar así su camino hacia el Mictlán. 

Las almas de los difuntos viajaban durante cuatro días para llegar al Mictlán, donde se encontraban con Mictlantecuhtli, señor de los muertos o Dios de la Muerte.

Tras llegar al Mictlán, las almas eran enviadas a una de las nueve regiones donde permanecían un periodo de prueba que duraba cuatro años, antes de llegar a la morada de su eterno descanso, conocida como “obsidiana de los muertos”.

El destino del alma del muerto estaba determinado de acuerdo al tipo de muerte. 

Los que morían ahogados iban al Tlalocan o paraíso de Tláloc.

Mural que ilustra el Tlalocan

Los niños muertos iban a un lugar llamado Chichihuacuauhco, donde había un árbol de cuyas ramas goteaba leche para que no pasaran hambre. 

El Mictlán estaba destinado para todas las personas que morían de muerte natural.

La muerte más deseada por los antiguos mexicanos era en combate o en sacrificio, pues quienes morían así iban al Omeyocan o paraíso del Sol, y tras cuatro años regresaban a la vida en forma de colibrí. Además de los guerreros, este destino privilegiado tras las muerte era para las mujeres muertas en parto.

Los antiguos mexicanos no realizaban altares u ofrendas como los que conocemos actualmente y que forman parte del festejo del Día de Muertos. 

Las ofrendas formaban parte más bien del rito funerario; es decir, no se colocaban en una fecha especial después de la muerte de la persona, sino formaban parte de su entierro. 

Al difunto lo enterraban con joyas y ropajes, con vasijas con alimentos, agua, y otros elementos que podrían servirle al ánima en su camino al Mictlán. Los cadáveres también eran enterrados con perros que servían de guían para el viaje al inframundo; y, en el caso de los gobernantes o personajes de clases privilegiadas, se les enterraba con sus esclavos para que lo acompañaran en su camino.

El festejo del Día de Muertos durante el 1 y 2 de noviembre es netamente católico, pues los antiguos mexicanos tenían otras fechas para el culto a la muerte.

Una de las celebraciones era el Miccailhuitontli, la cual era dedicada a los niños muertos y se realizaba durante agosto; y el Hueymiccailhuitl que se realizaba en septiembre. Esta última era considerada como la gran fiesta de los muertos; ambas celebraciones duraban 20 días.

La muerte era tan importante para los mexicas que en su calendario uno de sus días era Miquiztli, que significa muerte. Incluso se consideraba que si un niño nacía en el día miquiztli era señal de buena fortuna, aunque era necesario hacer sacrificios de codornices en su honor.

Con información de Muerte a filo de obsidiana. Los nahuas frente a la muerte. Eduardo Matos Moctezuma, y La calavera de Paul Westheim, ambos editados por el Fondo de Cultura Económica.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL DÍA DE MUERTOS:

 

UNOX100

Jorge Vergara enfermedad que le causó la muerte
Diabetes, alcohol e hipoglucemia, lo que hay que saber
Jóvenes Construyendo el Futuro: Falta 1.3 millones de becarios para lograr meta
Frases de la Revolución Mexicana
Telcel y El Buen Fin 2019: Conoce las promociones
El Buen Fin 2019: CFE se suma con esta promoción
Los memes de El Buen Fin 2019
Teléfono y correo de las Becas Benito Juárez
Cuándo deben depositar el aguinaldo
Líderes de la Revolución Méxicana. ¿Quiénes fueron?
Segunda Sesión del CTE: Encuentro entre escuelas
Buen Fin 2019 ¿Por qué es mejor comprar en línea?
Círculo azul en diabetes: ¿qué significa?
Buen Fin 2019: Recomendaciones para realizar compras en línea
Cuándo salen de vacaciones los niños en diciembre 2019
Buen Fin 2019: Razones para preferir las compras en línea
Cuándo se pone el árbol de Navidad en México
Tipos de diabetes según Diabetes ADA 2019
A qué hora empieza El Buen Fin 2019
Productos CTE Segunda Sesión 2019: Guías para descargar
Requisitos para tramitar la cartilla militar
Resumen de la Revolución Mexicana
Prediabetes, todo lo que tienes que saber
Exposición Retrato Femenino en el Museo Soumaya
Tips para las mejores compras en El Buen Fin 2019
Baja en Jóvenes Construyendo el Futuro: por qué quitan las becas AMLO
Fundación Carlos Slim: Diplomado gratis en Inteligencia de Negocios
Por qué surgió la Revolución Mexicana
Fundación Carlos Slim: Curso gratis Arte Contemporáneo Siglo XXI
El Buen Fin 2019: Guía para comprar por internet
Día Mundial contra la Diabetes: ¿cuándo es y por qué se celebra?
Cuándo se inició la Revolución Mexicana
Fundación Carlos Slim: Diplomado gratis en cómputo en la nube
Resultados de Becas ISSFAM 2019, listos el 17 de diciembre
Fundación Carlos Slim crea app para adultos mayores
Jóvenes Construyendo el Futuro: ¿por qué no dará aguinaldo?
Cuántos días de aguinaldo se pagan por año
Starbucks Navidad 2019: Los nuevos vasos
Diabetes e insulina, dudas frecuentes
¿Cuándo se estrena Doctor Sueño?